Quetzal

El Quetzal en un árbol
  • Nombre Científico: PHAROMACHRUS MOCINNO
  • Clasificación: Aves
  • Longitud: hasta 35 cm
  • Peso: hasta 200 g
  • Alimentación: Omnívoro
  • Reproducción: Ovíparo

El quetzal (Pharomachrus mocinno), asimismo conocido como quetzal mesoamericano, quetzal centroamericano o bien sencillamente como quetzal, es una especie de ave de la familia de los trogones (Trogonidae). Su área de distribución geográfica incluye Centroamérica y el sur de México, donde habita los bosques nublados no desequilibrados. Se distinguen 2 subespecies reconocidas. La palabra quetzal viene del náhuatl quetzalli, que puede traducirse como «cola larga de plumas refulgentes» o «cola cubierta del quetzal». Previamente «quetzal» se aplicaba solo a la especie Pharomachrus mocinno, mas en nuestros días se usa como nombre genérico común para todos y cada uno de los miembros de los géneros Pharomachrus.

Hábitat del Quetzal

Esta especie se encuentra generalmente en el dosel y la subcanopia de bosques montanos de hoja perenne imperturbables, húmedos, no perturbados, bosques nubosos, barrancos y acantilados de vegetación espesa; también se puede encontrar en claros y pastizales parecidos a parques y situaciones abiertas con árboles dispersos adyacentes al bosque (del Hoyo et al . 2001), pero generalmente prefiere un bosque maduro (S. Renner in litt . 2016). Ocurre a 900-2,275 m en Oaxaca (México), y a 1,200-1,500 m hasta 3,200 m más al sur en su rango (del Hoyo et al . 2001). Es principalmente frugívoro, alimentándose anualmente de al menos 41 especies en la Reserva del Bosque Nuboso de Monteverde, Costa Rica (Wheelwright 1983). Sin embargo, depende principalmente de c.18 especies de la familia del laurel (Lauraceae), y las fenologías y la distribución del hábitat de las Lauraceae parecen dictar el momento y la dirección de los movimientos altitudinales estacionales entre c.1,000 y c.3,000 m (Wheelwright 1983 , Loiselle et al.1989 ). La especie también se alimenta de insectos, pequeñas ranas, lagartos y caracoles (del Hoyo et al . 2001), principalmente durante el período de reproducción (S. Renner in litt . 2016). La cría se lleva a cabo en marzo-agosto. Su territorio se midió en 6-10 ha en Guatemala. Su nido, en el que pone 1-2 huevos, es una cavidad profunda y sin forro en un tronco o tocón en descomposición. Solo son adecuados los troncos o tocones en descomposición que todavía están en posición vertical, estos tienden a encontrarse solo en bosques no perturbados con árboles muy viejos (S. Renner in litt.2016 ). Su período de incubación es de 17-19 días, seguido de un período de incubación de 23-31 días (del Hoyo et al . 2001). La especie realiza movimientos estacionales, invernando en distintas regiones (S. Renner in litt . 2016).

Quetzal en los árboles

¿Qué población existe del Pharomachrus mocinno?

Partners in Flight estimó que la población era de menos de 50,000 individuos (A. Panjabi in litt. 2008), por lo que se ubica en la banda de 20,000-49,999 individuos aquí. Se cree que algunas subpoblaciones pueden estar aumentando o al menos estables, mientras que otras están disminuyendo (S. Renner in litt . 2016).

Localización geográfica del Quetzal

Esta especie se encuentra en los bosques nubosos montañosos del sur de México , Guatemala , Honduras , El Salvador , Nicaragua , Costa Rica y el oeste de Panamá al este hasta el Cerro San Antonio en Veraguas (Ridgely y Gwynne 1989, Stiles y Skutch 1989, Howell y Webb 1995a, Angehr y Jordán 1998). Es común en la Cordillera de Talamanca y los bosques nublados protegidos en Costa Rica (CJ Sharpe en litt . 1999, FG Stiles en litt . 1999), Reservas Cerro El Arenal y Cerro Kilambe, Nicaragua (CJ Sharpe in litt . 1999)y el Parque Nacional Sierra de Agalta, Honduras (M. Bonta in litt . 1999), pero por lo demás poco común a localmente común. En el centro de Guatemala es común en Sierra Yaliux y Sierra de las Minas con poblaciones estables a principios de la década de 2000, pero probablemente disminuyendo debido a la pérdida de hábitat (Renner 2005). En Costa Rica en 1977, se estimó que había 12,868-13,821 individuos en el bosque de Talamanca y 4,652-4,997 en el Parque Nacional La Amistad, en base a la extrapolación de una densidad de 2.7-2.9 aves / km 2 (del Hoyo et al . 2001). En 2007, las poblaciones en áreas importantes de aves (IBA) en Costa Rica durante la temporada de reproducción se estimaron en 2,810-4,780 individuos maduros, con 2,300-6,246 individuos maduros estimados en las IBAs de Panamá (J. Criado et al. In litt . 2007 ). Sus poblaciones están actualmente en declive.

Mapa de rango geográfico para el Quetzal

¿Por qué el Pharomachrus mocinno está amenazado de extinción?

Esta especie figura como Casi Amenazada porque se sospecha que está experimentando una disminución de la población moderadamente rápida, debido a la deforestación generalizada. Se requiere monitoreo para confirmar la tasa de disminución, y los resultados podrían conducir a una mayor categoría de amenaza.

Está amenazado en gran medida por la deforestación generalizada en todo su rango. El principal problema para la población de Monteverde es la fragmentación y destrucción de los bosques a los que desciende en la temporada de no reproducción (Powell y Bjork 1994), y esto es probablemente aplicable a muchas poblaciones. Probablemente todavía se produzca alguna persecución directa, particularmente en el sur de México, pero esto parece haberse reducido (Stiles y Skutch 1989, Howell y Webb 1995a). En Monteverde, el cambio climático ha permitido a los tucanes de pico de quilla ( Ramphastos sulfuratus ) expandir su área de distribución hacia las tierras altas, poniéndolos en contacto con P. mocinno, donde compiten por los agujeros de los nidos y se aprovechan de los nidos de P. mocinno (Pounds et al . 1999 en Kerekercioğlu et al . 2012).

Primer plano del Pharomachrus mocinno

Usos del Quetzal

Las coberteras superiores de la especie pueden ser de interés en el comercio; Los intentos de cría en cautividad fueron probados en la década de 1990 pero sin éxito (S. Renner in litt.2016 ).

Medidas de conservación del Pharomachrus mocinno

Acciones de conservación en marcha
CITES Apéndice I. La especie es un símbolo importante para la conservación en América Central y se han establecido reservas para facilitar su protección, pero tienden a ser pequeñas e incluyen representaciones limitadas de hábitat crítico (Wheelwright 1983). Ocurre en varios parques nacionales a lo largo de su rango. En Guatemala, la especie ha sido objeto de programas de educación y sensibilización en algunas áreas (S. Renner in litt . 2016). La especie está incluida en la ‘Lista de vigilancia’ del estado de las aves de América del Norte como una especie de alta preocupación para la conservación (NABCI 2016).
Acciones de conservación propuestas
Realizar encuestas para obtener una estimación actualizada de la población. Monitorear las tendencias de la población a través de encuestas periódicas. Monitoree la pérdida y degradación del hábitat en todo su rango. Crear corredores de hábitat entre bosques más altos y más bajos para facilitar los movimientos altitudinales (del Hoyo et al . 2001). Proteja los bosques en las elevaciones más altas y más bajas que utilizan las mismas poblaciones.